Beneficios personales de jugar a los dardos

Jugar a los dardos no sólo es divertido, sino que es muy beneficioso para las personas que están tratando de aliviar algo de estrés o encontrar un grupo de personas con las que comparte algo en común. Hay muchas maneras diferentes en las que juegar a los dardos puede beneficiar a un individuo.

Los dardos son perfectos para aliviar el estrés. Si has tenido un día agotador en el trabajo o si los niños están demasiado abrumadores ese día, ¡juega a los dardos! Se trata de una escapada fácil para alguien que tiene dardos y una diana situada en su casa. Lanzar dardos es un calmante para el estrés ideal porque es divertido y puede tomar su enfado en los dardos y la diana sin que te digan que estás jugando demasiado duro. Y si puedes salir de casa para escapar del día a día e ir a su bar habitual para jugar a los dardos mejor que mejor.

Los dardos también sirven para reunir a personas de diferentes edades, raza y género. Jugar a los dardos no es sólo para la gente que quiere ser grande, también es un hecho que se puede hacer sólo por diversión sin preocupaciones. El jugar en una liga de dardos local puede ayudar con sus habilidades sociales y si usted es nuevo en la ciudad es una gran manera de conocer gente nueva.

Una última cosa es que los dardos también ayudan a mantener su capacidad de concentración. Cuando estás jugando a los dardos debe enfocarse cuando es su turno de lanzamiento. Si no tienes cuidado, entonces no tirarás bien y eso podría provocar la derrota en cualquier juego que estes jugando. La concentración puede comenzar con los dardos y entonces puedes tomar esa concentración y aplicarla en el mundo que te rodea.
 

Veletas de dardos

Las veletas o plumas en cualquier conjunto de dardos son necesarias para estabilizar los dardos en el aire. Las veletas están disponibles en una amplia selección de colores, tamaños y materiales. No existe una forma correcta o veleta mejor, depende de su carta individual y la preferencia de vuelo del dardo a elegir. Puede que tenga que probar algunas veletas diferentes antes de averiguar lo que te gusta y no te gusta. Pero no te preocupes, las veletas son bastante baratas, así que puedes probar unos cuantos tipos y aún así no gastar mucho dinero.

Las reglas más importantes para el manejo de sus veletas son utilizar siempre la misma forma de pluma en sus tres dardos y asegurarse de que sus veletas están siempre bien colocadas y abiertas. Hay algunas formas diferentes de veletas, como por ejemplo estándar, pera, kite, electro y muchas más. Para los principiantes, lo mejor es utlizar la forma estándar. Siempre se puede cambiar más tarde.

Otro aspecto interesante son los protectores de veletas, que son muy útiles. Su principal objetivo es la mejora de la durabilidad de sus veletas. Siempre que un dardo entrante golpea la pluma de un dardo ya clavado en la diana, la veleta de este dardo se encuentra en peligro de ser dañado. El protector eliminará casi por completo este daño. Otro beneficio es que los protectores de veletas ayudan a mantener la separación de las ‘alas’ de la veleta, que es una necesidad para jugar a los dardos. El único punto negativo es que son pequeños y tienden a perderse. Cuando se cae de un dardo por lo general es imposible de encontrar en el suelo porque es demasiado pequeña. Pero no son muy caros, por lo que tampcoo supone un problema excesivo. Sin duda valen la pena.

¿Por qué este esquema de numeración particular en las dianas?

Una pregunta frecuente cuando se habla del mundo de los dardos es ésta. ¿De dónde viene el sistema de numeración? ¿Porqué esa colocación en particular? Pues bien, el sistema de números en la diana se culpa a menudo a Brian Gamlin, un carpintero de Bury, Lancashire, quien se dice que la inventó a la edad de 44 años en 1896. Esta historia tiene poca credibilidad e incluso se llegó a dudar de si esta persona existió de verdad. Según otra fuente, fue Thomas William Buckle el que inventó la diana en 1913. La fuente en cuestión es su hijo, Thomas Edward Buckle, que en 1992 hizo esta declaración en la revista ‘Darts World’ (nº 234).

Cabe decir que la diana de dardos que se utiliza en la mayor parte del mundo en la actualidad no es la única que existe o ha existido. Los tableros con otros sistemas numéricos o secuencias también existen. La 'diana Manchester' todavía se utiliza y ha habido muchos otros (por ejemplo, la 'diana de Grimsby', que tenía doble 14 en la parte superior).

Sin haber hecho ninguna investigación sobre el tema, mi creencia es que los dardos se jugaron un poco al azar en el principio y que se utilizaron una gran cantidad de sistemas de numeración que probablemente cambiaba de vez en cuando, dando lugar a otro (de ahí las muchas dianas diferentes que ya no están en uso). Algunos sistemas sobrevivieron, especialmente la 'diana de Londres', que es la que usamos hoy en día, y otros cayeron en el olvido.

No creo que haya habido ningún mayor de pensamiento detrás de la numeración tampoco. Bajos números al lado de los altos números, se puede hacer de muchas maneras (y probablemente las hubo). El número de secuencia que tenemos hoy es debido probablemente sólo al azar, además de que tal vez era mejor que la mayoría de los otros sistemas usados​​. No es muy especial, incluso si nos resulta complicado, y se podría haber hecho de otra manera, no menos buena.

Númeración de una diana actual